Bosnia Y Herzegovina

Balcanes Occidentales

La política de la UE hacia los países de los Balcanes Occidentales se concretó en el Proceso de Estabilización y Asociación (PAE), adoptado por el Consejo, en 1999 y 2000, y confir-mado en la cumbre de Zagreb, que diseña una política a largo plazo para los países del Sur-este europeo, que hasta ese momento carecían de relaciones institucionales con la UE. El objetivo del PAE es la estabilización de la región, desarrollar las relaciones comerciales con la región y entre los países de la región, incrementar la ayuda para la democratización, el desarrollo de la sociedad civil, la educación, y el desarrollo de las instituciones de cada país, encontrar oportunidades para la cooperación en los diversos campos, incluido justicia y asuntos interiores y desarrollar el dialogo político también a nivel regional. El PAE, refor-zado en la cumbre de Tesalónica, en 2003, se basa en los siguientes elementos:

  • Una relación contractual plasmada en los Acuerdos de Estabilización y Asociación
  • Concesiones comerciales (preferencias comerciales autónomas) y progresiva evolución hacia una zona de libre cambio con la UE.
  • Asistencia financiera a través del Instrumento de Asistencia Pre-adhesión (Instrument for Pre-accession Assistance o IPA).
  • Cooperación regional y buenas relaciones de vecindad.

En el ámbito económico, el PAE persigue el desarrollo de una economía de mercado, basa-da en una estrecha cooperación en la zona de los Balcanes Occidentales a cambio de la eje-cución de reformas que permitan una eventual adhesión a la Unión Europea.

La base de las relaciones de la UE con cada país de los Balcanes se encuentra en los Acuerdos de Estabilización y Asociación (AEA) que, aunque tienen una estructura básica similar, se adaptan a las especificidades políticas, económicas y particulares circunstancias de cada país. Su objetivo es la creación progresiva de una Zona de Libre Comercio para mercancías, una recíproca liberalización del comercio de servicios, el establecimiento de reglas de competencia y la regulación de la contratación pública, las ayudas de Estado y la propiedad intelectual. La relación de la UE con los Balcanes se basa en los AEA firmados, en 2001, con Macedonia y Croacia, que pasaría a convertirse en Estado Miembro, el 1 de julio de 2013, con Albania, en 2006, Montenegro, en 2007, y Bosnia y Herzegovina y Serbia en 2008.

En la actualidad el Consejo ha concedido el estatuto de “país candidato” a Albania, Macedo-nia del Norte, Montenegro y Serbia, mientras que Bosnia y Herzegovina mantiene el estatus de “país candidato potencial”, lo que significa que el Consejo Europeo contempla su pro-yecto de adhesión a medio o largo plazo. Las negociaciones para la adhesión se iniciaron, en 2012, con Montenegro y, en 2014, con Serbia. El Consejo de la UE, en sus conclusiones de 25 de marzo de 2020, dio su consentimiento para iniciar las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte.

Bosnia Y Herzegovina

Las relaciones políticas y económicas entre Bosnia-Herzegovina y la UE se enmarcan en el Acuerdo de Estabilización y Asociación (AEA) firmado el 16 de junio de 2008, y que entró en vigor el 1 de junio de 2015. Bosnia-Herzegovina fue reconocido como candidato potencial a la adhesión a la UE, en la cumbre de Tesalónica, en 2003, y presentó oficialmente su solicitud de adhesión a la UE, el 15 de febrero de 2016. El país se beneficia, desde 2007, del Instrumento de Ayuda Preadhesión (IPA).

Bosnia-Herzegovina es parte de la convención Pan-euro-mediterránea de reglas de origen, (Convención PEM), aunque aún no ha firmado el tratado. Por otra parte, es signataria de los Protocolos de Acumulación Diagonal entre la UE, países balcánicos y Turquía, que permite a los participantes el uso de materiales originarios de otros países miembros, en condiciones favorables respecto al cómputo del valor añadido del producto nacional.