Sitio web de Política comercial de la UE

La política comercial es una competencia exclusiva de la Unión Europea (UE), lo que significa que es la UE, y no los Estados miembros individualmente (entre ellos, España), la que legisla sobre cuestiones comerciales. En este contexto, las decisiones que afectan a las relaciones comerciales de España con países no pertenecientes a la UE se toman conforme a los procedimientos previstos en el derecho de la Unión Europea.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el 1 de diciembre de 2009, la política comercial de la UE ha experimentado cambios importantes. La política comercial pasa a ser uno de los pilares de la Acción Exterior de la Unión Europea (artículo 207 del Tratado de Funcionamiento de la UE, TFUE).Las implicaciones más importantes en materia de política comercial se refieren a los siguientes aspectos:

  • Nuevas competencias exclusivas comunitarias. El artículo 207 del TFUE incorpora expresamente una definición amplia de la política comercial, de manera que los servicios, los aspectos comerciales de la propiedad intelectual e industrial y las inversiones extranjeras directas pasan a ser competencia exclusiva de la UE. La regla general para la adopción de decisiones por el Consejo pasa a ser la mayoría cualificada. La unanimidad se aplicará de forma excepcional, para determinados casos concretos.
  • Inversiones extranjeras. A partir de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, y conforme a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (de 16 de mayo de 2017), la competencia en materia de liberalización y protección de la inversión extranjera directa es exclusiva de la UE. La Comisión Europea negocia la protección de las inversiones extranjeras directas en nombre de la UE, lo que implica que, progresivamente, se producirá una sustitución de los acuerdos de promoción y protección recíproca de inversiones con terceros países (APPRI) de los Estados miembros por acuerdos de protección de inversiones de la UE. La inversión en cartera y la resolución de diferencias entre inversores y Estados, sin embargo, son competencias mixtas, de manera que los Estados miembros deben ser consultados en la toma de decisiones.
  • Nuevo papel del Parlamento Europeo en las negociaciones comerciales internacionales. Mediante el procedimiento legislativo ordinario (antigua codecisión), en el marco de aplicación de la política comercial, se coloca al Parlamento Europeo en pie de igualdad con el Consejo de la UE, que representa a los Estados miembros, para la mayor parte de la legislación de la UE.
  • Comitología (procedimientos de delegación en la Comisión) derivada del Tratado de Lisboa. A partir de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, se establecen nuevos procedimientos para la adopción de medidas de ejecución, desapareciendo la figura del Consejo en la toma de decisiones vía Comitología. Sólo cabría la intervención de esta institución en casos debidamente justificados y si previamente así se decide por el Parlamento europeo y el Consejo.