Singapur

En 2010, Singapur y la UE acordaron iniciar oficialmente las negociaciones de un Acuerdo que incorporaba protección de inversiones, así como la liberalización comercial y otros aspectos. Una vez acordado el texto, la celebración formal del Acuerdo se retrasó, en espera de un dictamen del Tribunal de Justicia de la UE, sobre el reparto de competencias entre la UE y sus Estados miembros en relación con la celebración del Acuerdo. A raíz del dictamen del Tribunal, emitido en mayo de 2017, la Comisión decidió proponer dos acuerdos independientes: un acuerdo de libre comercio (ALC), que incluye las áreas de competencias exclusivas de la UE, y un acuerdo de protección de inversiones (API), que incluye áreas de competencias compartidas de la UE y los Estados miembros. Ambos textos fueron firmados, en octubre de 2018, y aprobados por el Parlamento Europeo, en febrero de 2019. El ALC entró en vigor, en noviembre de 2019, mientras que el API deberá contar adicionalmente con la ratificación por todos los Estados miembros de acuerdo con sus propios procedimientos nacionales.

El ALC con Singapur se encuentra entre los primeros acuerdos bilaterales de nueva generación firmados por la UE, y el es primero que se celebra con un miembro de la ASEAN. Los acuerdos de nueva generación se caracterizan por ir más allá de la tradicional liberalización arancelaria, cubriendo también ámbitos como el acceso a mercado en servicios y contratación pública, así como un amplio espectro de reglas y disciplinas en relación con áreas como las barreras no arancelarias al comercio, la protección de la propiedad intelectual, competencia y el desarrollo sostenible.

Una oportunidad para la empresa española [PDF] [1.04 MB]