China

Primer exportador mundial y segunda mayor economía mundial desde 2010, China es en la actualidad el principal origen de las importaciones de la UE y el tercer destino de las exportaciones comunitarias. Por su parte, la UE es el mayor socio comercial de China. Además de un socio estratégico, China es también un competidor muy importante de la UE. En este sentido, la UE debe garantizar la igualdad de condiciones en sus relaciones con China, a través de todos los instrumentos y mecanismos disponibles para defender sus intereses.

En la actualidad existen más de 60 diálogos entre la UE y China. Los temas comerciales se abordan en las reuniones anuales del Diálogo de Política Comercial y de Inversiones, en el Diálogo Económico y Comercial de Alto Nivel y en las Cumbres anuales UE-China.

El Diálogo Económico y Comercial de Alto Nivel establece un canal estratégico de comunicación, a nivel ministerial, en temas relacionados con la cooperación económica, comercial y las inversiones, y cubre una serie de áreas que afectan al desequilibrio de la balanza comercial UE-China (acceso al mercado, derechos de propiedad intelectual, contratación pública, medioambiente, alta tecnología y energía).

Durante el año 2019, las relaciones económicas y comerciales entre la UE y China vinieron marcadas por la celebración de la 21ª Cumbre UE-China, el 9 de abril de 2019. Ambos bloques se comprometieron a seguir reforzando la Asociación Estratégica UE-China y a adoptar un nuevo programa de cooperación post-2020. En materia de comercio, la UE y China han manifestado su apoyo común al multilateralismo y al comercio basado en normas, a la vez que han reafirmado su determinación común de reformar la OMC. Asimismo, la UE y China han acordado trabajar juntos para abordar las subvenciones a la industria. En lo que respecta al exceso de capacidad siderúrgica, los líderes de ambos acordaron que mantendrían la comunicación en el marco del Foro Mundial sobre el Exceso de Capacidad del Acero. No obstante, China abandonó dicho Foro en octubre de 2019. En lo que respecta a la conectividad entre Europa y Asia, se estableció que la UE y China seguirían creando sinergias entre la iniciativa de China «One belt, one road» y las iniciativas de la UE.

Debido a la crisis del COVID-19, la 22ª Cumbre UE-China, programada para finales de marzo de 2020, quedó suspendida a la espera de una nueva fecha. Dicha Cumbre, junto con la Reunión de Líderes, programada en un principio para septiembre de 2020 en Leipzig, son de suma importancia al representar una nueva oportunidad para cumplir con los compromisos asumidos por ambas partes y reforzar la alianza estratégica entre China y la UE.

China está negociando su adhesión al Acuerdo Plurilateral de Compras Públicas de la OMC (GPA, por sus siglas en inglés). La protección de los derechos de propiedad intelectual en el ámbito del comercio, y, especialmente, su observancia, es otro elemento clave en las relaciones comerciales con China. La UE mantiene un Diálogo UE-China en materia de propiedad intelectual. Los temas tratados se centran en la necesaria revisión de la Ley de Marcas, en secretos comerciales, protección de datos, copyright y cooperación en nuevas tecnologías para la protección de los derechos de propiedad intelectual.

La UE y China concluyeron, en noviembre de 2019, un Acuerdo relativo a la protección de las indicaciones geográficas de los vinos, bebidas espirituosas y productos agrícolas y alimenticios. El Acuerdo, que protegerá inicialmente 100 indicaciones geográficas europeas en China y 100 indicaciones geográficas chinas en la UE contra las imitaciones y la usurpación de nombre, tendrá ahora que pasar por una revisión jurídica y la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo. Entre estas 100 indicaciones geográficas europeas protegidas, hay 12 españolas. Entre las mismas, encontramos ocho nombres de vinos (Rioja, Cava, Cataluña, La Mancha, Valdepeñas, Jerez, Navarra y Valencia), dos de aceites (Priego de Córdoba y Sierra Mágina), una de quesos (Queso Manchego) y otra de bebidas espirituosas (Brandy de Jerez).Se espera que este acuerdo histórico, el primero entre la UE y China, entre en vigor antes de finales de 2020 y que redunde en beneficios comerciales recíprocos y en una demanda de productos de alta calidad por ambas partes.

A su vez, la UE y China están negociando un acuerdo de inversiones (EU-China Comprehensive Agreement on Investment). Estas negociaciones se lanzaron el 21 de noviembre de 2013, y su objetivo es lograr un mejor acceso al mercado chino por parte de las empresas de la UE, con seguridad jurídica y la consolidación de la legislación de inversiones china, que se aprobará próximamente. A pesar de cierto progreso, las negociaciones avanzan muy despacio.

China es país miembro de la OMC desde 2001.